Participaciones Preferentes y Obligaciones de Deuda Subordinada

El post de  hoy va dedicado a todos aquellos pequeños ahorradores que perdieron gran parte de sus ahorros en Participaciones Preferentes y Obligaciones de Deuda Subordinada. Seguramente pensaréis que a día de hoy no queda ningún afectado que no haya iniciado la correspondiente acción judicial para recuperar su dinero. No obstante, muy contrariamente a lo que podáis pensar lo cierto es que se estima que tan sólo el 10% de los consumidores que se vieron estafados por la colación masiva de estos productos tóxicos han reclamado a su Banco, en ocasiones, por falta de recursos o como resulta habitual, por que tienen miedo a la reacción que puede darse por parte de su Banco.

Es numerosa la jurisprudencia nacional que con ocasión de conocer sobre un procedimiento de esta materia resuelve en favor de los consumidores y es que, es bien conocido  por todos el cómo comercializaban estos productos las oficinas de turno. Se vendían como un depósito o imposición a plazo fijo, esto es, inversión 100% garantizada, sin riesgos de pérdida de capital y además, se decía a los consumidores que a diferencia de un depósito, con este nuevo producto podían recuperar su inversión avisando con tan sólo 2 días de antelación. 

Vamos, la información que daban los asesores comerciales de las oficinas era errónea, y completamente opuesta a la realidad del producto, en muchas ocasiones, aunque os cueste creerlo por absoluto desconocimiento, ya que ni ellos eran conocedores de lo que estaban vendiendo. Simplemente debían cumplir con unos objetivos que pasaban precisamente por colocar tantos como fuera posible…

 

…He aquí el quid de la cuestión…la falta de información veraz…..

 

Y es que en vía judicial precisamente lo que envolverá la controversia jurídica será esta cuestión “la información pre-contractual” facilitada por la entidad y si esta información era conforme a la naturaleza de los productos. Puesto que es precisamente esta información la que lleva finalmente al consumidor a emitir su consentimiento en la contratación del producto ofrecido por la entidad. Y si bien, no nos aventuraremos a afirmar que la falta de información sobre la verdadera naturaleza de las Participaciones Preferentes o Subordinadas es un Hecho Notario y eximido de prueba por parte del consumidor…no es menos cierto que ya todo el mundo conoce cómo se comercializaron estos productos a clientes “minoristas” como los pequeños ahorradores carentes de ningún tipo de formación financiera y sin experiencia inversora, hecho que pone al menos en alerta al Juez y que motiva que la carga de la prueba en este tipo de procedimientos recaiga sobre el propio Banco.

En definitiva la defensa de los consumidores afectados por estos productos se basa en la ausencia de información veraz, lo que llevó al consumidor a emitir un consentimiento viciado por error, ya que a entidad hizo que el cliente tuviera una representación del producto que no era conforme a la realidad y por ello, cabe solicitar la nulidad de las órdenes de compra y como consecuencia de esta nulidad, la reclamación de la devolución de la inversión más intereses. –No vamos a entrar al detalle de las formalidades incumplidas por las entidades bancarias en el proceso de comercialización de estos productos como podría ser la existencia o no Test Mifid, si se informó que estos productos tan solo podían venderse en el mercado AIAF, pero que el consumidor no podía operar en este mercado libremente o que se requería autorización del Banco de España, etc-. Lo que debéis tener claro los afectados es que el procedimiento judicial girará, en esencia, en analizar si ha existido esta falta de información y si por ello el consumidor ha prestado un consentimiento nulo.

 

Ahora bien, ¿qué nueva dificultad podría surgir para aquellos afectados rezagados que aún no han instado la acción judicial?

Pues bien, resulta que la acción de anulabilidad o nulidad relativa por la existencia de un vicio en el consentimiento, estaría sometida a un plazo de caducidad de 4 años. Y ahora os preguntaréis…

…¿Cuándo empieza a computar el plazo de 4 años en el caso de las Participaciones Preferentes y Subordinadas?…

El plazo de caducidad, a diferencia de lo que sostienen todas las entidades bancarias en los procedimientos relativos a esta cuestión, empezaba a computar a partir de la consumación de los contratos. Esto es, desde que los mismos dejaban de producir efectos lo que nos lleva en el caso de las preferentes y obligaciones de deuda subordinada a la fecha del canje obligatorio por acciones. Ya que fue en ese momento cuando dejaron de existir obligaciones recíprocas de las partes.

……¿Y cuándo fue este canje? ….

Pues en el mes de julio de 2013. Lo que nos llevaría  a decir que este mes CADUCA la posibilidad de reclamar el dinero. Esto para el caso de que se discutiera el vicio en el consentimiento no para aquellos en los que se pida la nulidad radical, acción que no está sometida a plazo ni de prescripción ni de caducidad (ej. cabría la acción de nulidad radical en el caso de que ni tan siquiera el afectado hubiera firmado las órdenes de compra ya que aquí no es que haya un vicio en el consentimiento sino que directamente NO HAY CONSENTIMIENTO).

No obstante lo anterior, NO OS ALARMÉIS PODÉIS RECLAMAR AUNQUE HAYA CADUCADO ¿CÓMO?

Como ya hemos indicado en otros post, nos quedaría la acción de daños y perjuicios con la que conseguiríamos los mismos efectos, esto es, pedir el resarcimiento del daño producido por estos productos que no es otro que el dinero perdido como consecuencia de los mismos más intereses.

Es por todo ello que queremos animar a todos aquellos que aún no han tomado la decisión de RECLAMAR su dinero que lo hagan ya que la situación en vía judicial es muy favorable y desgraciadamente es el único modo de poder recuperarse de las pérdidas devastadoras sufridas en su economía familiar.

Ahora sí, lo prometido es deuda aquí os dejamos el modelo de reclamación de Participaciones Preferentes y Obligaciones Subordinadas, aunque si lo preferís podéis descargarla en nuestra sección  Descarga Tu Reclamación Bancaria

 

Nombre y Apellidos (prestatario/s)

                                                                                   Calle, núm, piso, puerta,

Población, Provincia (CP)

 

En____________a______de_____de______

 

A LA ATENCIÓN DEL SERVICIO DE ATENCIÓN AL CLIENTE DE _______________

(Dirección del Servicio de Atención al cliente del Banco de que se trate)

 

Por medio de la presente, me pongo/nos ponemos en contacto con ustedes con el fin de reiterarle/s, esta vez, formalmente, los graves perjuicios económicos que nos ha/han ocasionado la mala praxis de su entidad y, especialmente, de sus asesores, concretamente los de su oficina sita en ___________________________________________________________________.en la forma en la que nos COLOCARON un/unas _________________________

 

Así, todo empezó cuando el día______________________(en caso de no recordar el día poner aproximadamente el momento temporal, ej. mediados del año 2007), en una de mis/nuestras visitas habituales a su entidad, el que era por aquel entonces mi/nuestro asesor de confianza el Sr./Sra.__________________________, nos informó sobre la existencia de un nuevo producto, muy seguro y de alta rentabilidad. Así, yo/nosotros, que tenía/teníamos plena confianza en nuestra oficina de toda la vida, al fin y al cabo, hace más de __________años que llevo/llevamos confiándoles nuestros ahorros decidí/decidimos escuchar lo que nuestro asesor tenía que decirnos.

 

El Sr./Sra.________________, me/nos  habló sobre las bondades un nuevo producto llamado_______________________________(Poner nombre del producto del que se trate), me/nos dijo que se trataba de un producto 100% seguro, con plena disponibilidad del capital invertido preavisando con escasos 2 días de antelación, con una gran rentabilidad a diferencia de los depósitos a plazo fijo a los que estaba/estábamos acostumbrado/s pero que no obstante el funcionamiento y características del producto eran idénticas.

 

Así fue como contraté/contratamos:

 

  • Poner fecha del contrato del producto, nombre del producto e importe (Ej. Obligaciones de Deuda Subordina 4ª Emisión de fecha_______________)
  • Poner fecha del contrato del producto, nombre del producto e importe (Ej. Obligaciones de Deuda Subordina 4ª Emisión de fecha_______________)

 

Resulta innecesario decir, que evidentemente y por desgracia confié/confiamos en que las informaciones verbales de nuestro asesor eran plenamente veraces lo que me/nos ha llevado a la terrible y desgraciada situación actual en la que he/hemos perdido prácticamente todos mis/nuestros ahorros, concretamente,________________________________EUROS (_____________.-€).

 

 

No fue hasta el año _____________cuando quise/quisimos recuperar el dinero invertido cuando descubrí/descubrimos el ENGAÑO. Así, me personé/nos personamos en la oficina y cuál fue mi/nuestra sorpresa cuando el asesor de la entidad me/ nos indicó que no podía/ no podíamos recuperar mi/nuestro dinero. Fue en ese momento y por vez primera cuando la entidad me/nos indicó que no era posible recuperar el dinero, pero que no/nos preocupáramos que ya me/nos avisarían de cuándo cabría cancelarlo y recuperar el capital.

 

No obstante de nuevo la información fue ENGAÑOSA, por omisiva y cuál fue la sorpresa cuando recibí/recibimos una carta de la entidad informándome/nos que la única forma que tenía/teníamos de recuperar al menos, parte de mi/nuestro dinero era proceder al canje por acciones y su posterior venta, era la única alternativa o hacía/hacíamos el canje y posterior venta o lo perdía/perdíamos TODO es por ello que en fecha _________________firme/firmamos el canje por acciones y sucesivamente la venta a ______________.-€ por acción.

 

En definitiva, resulta evidente que de haber conocido la verdadera naturaleza del producto NUNCA lo habría/habríamos firmado, hasta el momento, mi/nuestra experiencia en productos bancarios se ha limitado a lo normal de cualquier pequeño ahorrador, depósitos a plazo fijo, cuentas a la vista, productos en los que el dinero estaba siempre garantizado.

 

Es por todo ello que les requiero/requerimos a efectos de que procedan en el plazo máximo de un mes a contar desde el día siguiente a la recepción de la presente comunicación a reintegrarme/reintegrarnos las pérdidas ocasionadas apercibiéndoles de que en caso de negativa me veré /nos veremos obligado/s a iniciar las acciones legales pertinentes para la satisfacción de mis/nuestros intereses legítimos.

 

 

Sin otro particular, a la espera de obtener una respuesta favorable a la presente petición

 

 

Atentamente

 

 

D./Dª Nombre y Apellidos                                                       Recibí (Sello entidad)

DNI

 

 

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Estoy sorprendido de encontrar esta web. Quería daros las gracias por postear esta genialidad. Sin duda he gozado cada pedacito de ella. Os te tengo agregados para ver más cosas nuevas de esta web .

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tus palabras estamos encantados de que te haya gustado el post!

      Esperamos que sigas disfrutando de nuestro contenido!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s